sábado, 8 de enero de 2011

Año nuevo...

Saltando a lo desconocido de este año, entre la niebla de la duda, de ver sí este año logro hacerlo bien. De iniciar tan lejos, pero con la cara alta, de tener la sonrisa descompuesta y ganas de terminar más cerca. Pareciera que olvidamos los planes y nada sale cual planeamos, pareciera de pronto que no estamos donde solíamos estar parados.

Caminando en la fiel incertidumbre de acostumbrarse a la incomodidad, a empujar hacia lo que se quiere y evitar querer lo que se pierde. También con muchos planes y ganas de hacer reír al destino. El esfuerzo recompensa a las insistencias y Dios sabe soy necio.

Haremos de la vida un rato, de la mano la calma, de nuestro destino un volado, de la necedad combustible y nuestra sonrisa lo único fiel e imperdible.

No hay comentarios: